lunes, 21 de abril de 2014

Manos


Su piel era una palabra hermosa.
Nunca supe pronunciarla
y tampoco la olvidaré.

Aprender los idiomas;
encontrarla;
darle fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario