jueves, 22 de mayo de 2014

Ella era mi seguridad


Me rindo al espejo, recuperar lo perdido no es conseguirlo otra vez.
Es cambiar el pasado, hacer que aquello jamás haya sucedido.

Innoble deseo es el mío. La quiero de vuelta en mis manos, para no haber tenido aquel cuchillo en mi piel. Si volviese a mí, no habría nada que recordar, ni aquella nefasta tarde en que vertí mi rojos tantas cuadras, reducido a inocencia y a presa.

Me sé débil, me sé poco, me sé sin ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario