lunes, 7 de julio de 2014

El Escalón

Yo soy.

La brisa que calmó su rostro los días del terrible calor.
El árbol joven que no tiene flor.
Recuerdo de su sonrisa bajo mi copa; hoy solo viene alcaudón.
El pájaro que observó en lo alto; parte de un paisaje con ningún valor.
El polvo que entorpeció sus ojos, que lágrima por lágrima secó.
Un yuyo en el pasto, que se asoma en la hierba para llamar su atención.
El llanto que sólo yo tengo por la eterna decisión.
Lo que fueron otros antes que yo, y los que ahora lo son.
El que quiere no ser la infinita condena que nadie inventó.

Soy, solamente, otro escalón. 



1 comentario: