jueves, 3 de julio de 2014

Grilletes



Siempre te recuerdo.
Sos presente en cualquier excusa.
mis tiempos y mi lugares,
que ahora me usan
han hecho del pasado
otro ocaso lerdo.
Siempre te recuerdo, 
pero hoy es más que eso.


Si cada ignacio que no recuperaré jamás te sirve de algo,
que me paguen mis almas los iris y sus arcos.
Si te valió ser tan cruel y atroz, si tenías alguna razón,
no merezco ni el cielo ni las llamas, yo habré mirado el Sol.

Si juzgarme tan infame hacía más fácil mi muerte,
he partido en la primera, en las otras mala suerte.
Si cada secreto que nunca te interesó engañó tu espejo,
soy dos nubes sin ningún valor, que de mí están lejos.


Ojalá coseches lo que has sembrado bueno, y del resto olvido; porque no hay manos para tanta sal. 
Sé que esta noche te volveré a ver dormido,
sé que las drogas para no tenerte en mis pesadillas
me empujan a soñarte despierto, 
y también sé que te haré la misma pregunta.




Cada día se lleva un eslabón. 
Yo, que vivo en cadenas,
trago las arenas
del ciego y del sordo reloj.


Pero me pregunto si alguna de estas veces, en las que se me cae el mundo por los ojos, vos estarás sintiendo algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario